Safe Creative #0908210038007 Todos los textos publicados en este blog estan registrados en propiedad intelectual. Ni se te ocurra plagiarme.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Soledad.

La gente tiene miedo a la soledad. Sí, es cierto. No hay ser en el mundo que soporte estar solo toda su vida, no hay humano que realmente quiera y busque por voluntad propia la soledad más absoluta ni tampoco hay quien le ruegue a Dios todos los días para, en un futuro, mirar a su alrededor y hallarse completamente solo. Hay veces en las que uno desea algo de soledad para convivir con uno mismo, para pensar, para auto conocerse, quizás para hacer algún trabajo o simplemente escapar del ruido venenoso y el agitado día a día que nos envuelve como si estuviéramos en una máquina de montaje en la que nada cambia, pero nadie quiere estar solo de verdad.

Y el problema en sí no es el estar solo. No, no. El problema es el estar solos después de. ¿No me creen? ¿Acaso nunca han tenido una relación? Si las has tenido puedes seguir leyendo y si no, creo que te costara mucho entender de lo que hablo. ¿Qué se siente cuando esa persona ya no esta y tienes que enfrentarte a la vida sin su presencia?

Ah, ahora me comprenden.

Cuando uno esta solo, puede llegar a acostumbrarse porque en realidad no se esta solo. Existe la familia, los amigos, un sinfín de gente con el que puedes estar. Incluso están los perros y gatos para acompañarnos. Pero cuando alguien nuevo aparece en tu vida, una persona que logra revolucionarlo todo y hacer que las cosas cambien al punto en que llenas cada hueco con ella, la piensas, la sientes y la quieres de tal modo que todo se ve de un modo completamente nuevo. ¿Y qué pasa cuando esta persona se va? Tienes que acostumbrarte de nuevo a la vieja rutina, a que esa persona ya no esta ahí, a que no podrás llenas ningún hueco con ella; todo se vuelve oscuro por un tiempo e incluso sabiendo que es algo temporal, que volveremos a acostumbrarnos a no tener a esa persona en nuestras vidas... Por un tiempo, más corto o más largo, hasta la tarea más ínfima nos recuerda que ya no esta a nuestro lado haciéndonos sentir solos y miserables.

Ésa es la verdadera soledad. Y es a la que más le temo.

2 comentarios:

Aurora dijo...

Qué lindo lo que has escrito Mavya, y qué verdad tan grande.

Es cierto, la soledad que describes es la que una más teme.

Un abrazo

Angy dijo...

.Tienes premios en mi blog,espero q te gusta.Feliz fin de......besos desde((^Out of the Blue^))
http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/11/premios-para-fin-de-semana-for-all.html

I Love... (My stamps)


href="http://s220.photobucket.com/albums/dd319/mavyangel/blogs%20icons/?action=view&current=tarotcafe.jpg">Photobucket PhotobucketI s2 Vampires Pictures, Images and Photos Photobucket PhotobucketPhotobucket Photobucket anti Pictures, Images and Photos Photobucket Anti Twilight Pictures, Images and Photos Photobucket Photobucket PhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucket
anti Pictures, Images and PhotosPhotobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket